Blogia
Prou de pèrdua de drets, acomiadaments i desocupació !
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡NO A LAS MANIOBRAS PARA REVOCAR EL COMITÉ DE EMPRESA DE EMTE SERVICE! ¡ENVÍA TU RESOLUCION DE APOYO!

¡NO A LAS MANIOBRAS PARA REVOCAR EL COMITÉ DE EMPRESA DE EMTE SERVICE! ¡ENVÍA TU  RESOLUCION DE APOYO!

¡POR UN SINDICALISMO QUE DEFIENDA REALMENTE A LOS TRABAJADORES!                                                                                                                                                        Escrito por:  Carlos Rosich y Xosé Lorenzo Puime (miembros del Comité de Apoyo a la lucha de EMTE y afiliados de CC.OO. de Tarragona)

El pasado 6 de junio la empresa Emte-Service  despidió a un trabajador rumano que tiene un niño con cáncer, al que echaron a la calle después de haber pedido permisos para acompañar a su hijo al hospital, y en el transcurso de las vacaciones que había solicitado para no perjudicar a la empresa. A este escandaloso despido se suma  el incumplimiento reiterado por parte de la empresa del convenio del metal (que no paga el plus correspondiente al personal que trabaja a “turnos”, vulnera la revisión salarial del IPC y  no abona correctamente las pagas extras…). Todo esto cuando el Grupo Emte ha tenido un beneficio de 16,4 millones de euros  en el último ejercicio.

 El comité se reunió en varias ocasiones con la empresa  para que no despidiera al compañero y que  ésta cumpliera el convenio colectivo. Pero la empresa no mostró ningún interés en negociar, sino que, una y otra vez,  dio largas o rechazó de plano las peticiones del comité. Además, hizo caso omiso de la Inspección de Trabajo, que en un dictamen fechado el 4 de marzo le exige que cumpla el convenio.

Ante todos estos abusos el comité respondió inmediatamente y  convocó una huelga que fue apoyada mayoritariamente por la asamblea de trabajadores. Durante las dos jornadas que duró la huelga, los trabajadores sufrieron todo tipo de presiones. El Delegado de la empresa incluso atropelló con su coche a los participantes de  un piquete pacífico ubicado frente a una de las naves de EMTE en el Polígono de Riuclar, con el resultado de dos personas contusionadas.

Aparte de este incidente la empresa ha  llevado a cabo una campaña minuciosa, trabajador a trabajador, de propagación de todo tipo de mentiras (enviando un mensajero por los centros de trabajo) para amedrentar a los trabajadores y trasladarles la conclusión de que con un comité de empresa más dócil no habría tantos “problemas”. 

EMTE es una empresa pequeña, lo que supone que el empresario puede hacer una presión más directa sobre los trabajadores. Además en el contexto de la crisis que se palpa en el ambiente hace que muchos trabajadores teman por sus puestos y puedan llegar a tener miedo de represalias si siguen un comité no domesticado.

Esta campaña de la empresa es contrarestada por los compañeros del comité explicando los motivos por los cuales había que llevar adelante la huelga y que se resumen en las dos consignas: ¡nativa o extranjera la misma clase obrera!, ¡uno a uno nos pueden, unidos no!

Pero los empresarios no pueden tolerar en este contexto de crisis, en que saben que habrá que tomar serias medidas para mantener sus beneficios, un comité de empresa que sea modelo y punto de referencia de un sindicalismo combativo y de clase. Y aunque EMTE es una pequeña empresa las noticias vuelan y una victoria en esta empresa tendría un efecto en toda la petroquímica de Tarragona.

Pese a todas las maniobras la huelga tuvo un primer resultado positivo. A pesar de que el trabajador no fue readmitido, sí ha conseguido la indemnización que le correspondía (45 días por año trabajado) y no la que pensaba darle la empresa que era mucho menos (20 días por año trabajado). Por otro lado se ha mantenido la dignidad que supone defender a un compañero de trabajo.

 Intento de revocar el comité de empresa

 En el transcurso de las  negociaciones  con la empresa se produce el último ataque hasta la fecha. La empresa reúne a varios trabajadores en las oficinas de EMTE a los que plantea echar al comité. A  través de una hoja anónima  convocan una asamblea con un único punto del orden del día: la revocación del comité. En esta hoja se anuncia la presencia de miembros de la dirección de la Federación minerometalúrgica de CC.OO.  En un principio no podíamos dar crédito a que el Secretario del Metal del sindicato, José Antonio Hernández, se prestara a este tipo de maniobras y le pedimos que públicamente se desvinculase y denunciara la maniobra de la empresa, y más  cuando el comité de empresa está formado por afiliados de  CC.OO. y su presidente, Manuel Vidal (“Manu”), es miembro de la Ejecutiva del metal de CCOO de Tarragona. Sin embargo no es ningún secreto que los delegados de CC.OO. en el comité se han destacado por defender un sindicalismo combativo (como por ejemplo la posición contraria a la firma del convenio del metal por su contenido y duración de seis años o la propuesta de crear una sección sindical intercontratas de CC.OO. para unir la lucha de los trabajadores de todas las empresas) que nunca fue del agrado de Hernández, mucho más proclive, en nuestra opinión, a  firmar  pactos   que  propicien “paz social” a los empresarios y en los que los trabajadores no percibimos un avance claro de nuestras condiciones laborales. En todo caso, si como es normal y positivo, dentro de una organización obrera como CC.OO. hay diferencias estas se deberían debatir abierta y democráticamente ante las bases y Hernández, como secretario general de la Federación, debería dar ejemplo en este sentido. Jamás Hernández ha propuesto ningún debate para intentar modificar la línea de actuación del comité y ha preferido en cambio esta maniobra contra los compañeros del propio sindicato por tener una línea política diferente. Aún así resultaba difícil de creer que Hernández  estuviera implicado  en esta vergonzosa maniobra, como al final así fue.

La “asamblea revocatoria” se celebró con un sinfín de irregularidades y presiones de todo tipo (intentos de cambiar el contrato de un  trabajador antes de la misma, ausencia  de compañeros que estaban trabajando, desarrollo y organización de la asamblea al margen del comité…) Pero lo más destacable de la reunión es que se puso en evidencia que la maniobra contra el comité estaba dirigida directamente por Hernández, quien antes de comenzar el conflicto había escusado su participación en diferentes actividades de apoyo a la lucha y rechazó  nuestra solicitud para que el abogado de CC.OO. defendiera al trabajador despedido). Hernández no presentó ningún argumento para la revocación.  Sólo algún trabajador comentó que posiblemente el comité se había equivocado y que no supo valorar el apoyo a la huelga. Los compañeros del comité y los trabajadores que lo apoyamos dejamos claro que la revocación era una maniobra de la empresa contra un comité combativo, dirigida para mayor vergüenza, por un dirigente del sindicato que debería defender a los trabajadores en vez de apoyar un cambio de comité promovido por la empresa.

Queremos resaltar y agradecer el apoyo y la solidaridad del Sindicat d’Estudiants y de muchos trabajadores, de delegados sindicales y afiliados, sobre todo de CC.OO, pero también de UGT y CGT. Mención especial merecen los compañeros de CC.OO en el Comité de Empresa de Maymo. Unos compañeros que nos han dado su apoyo y ánimo en todo momento. Estos compañeros intervinieron en la asamblea  manifestando  que el Comité de EMTE pudo haber cometido errores, cosa que por otro lado todos hacemos, pero lo que no se puede decir de ninguna manera es que ha sido un comité deshonesto y que no haya velado honradamente desde el primer día por los intereses de los trabajadores.

Con todo, y a pesar de las enormes irregularidades, se realizaron votaciones. El comité llamó a no votar por la falta de las más elementales garantías democráticas . El resultado final anunciado por Hernández fue que 24 trabajadores votaron a favor de la revocación del comité de un censo de 53 trabajadores. El resto de la plantilla no participó en las votaciones y un trabajador votó en contra.

Una vez acabada la votación no hubo ninguna celebración, nadie tuvo la sensación de haberse quitado de en medio un comité “traidor” que no representa a los trabajadores. Hernández y sus acompañantes  se fueron solos por donde vinieron. Muchos trabajadores expresaron poco después que no querían ni oír hablar de despidos contra los miembros de comité de empresa. Hernández manifestó que no habría represión de ningún tipo. Por cierto, ¿Cómo puede asegurarlo?, ¿es acaso dueño de EMTE, una empresa  que se ha atrevido  a despedir sin ningún escrúpulo  a un trabajador fijo que tiene un hijo con cáncer y sin que Hernández moviera un solo dedo para impedirlo? 

Al día siguiente alguien de la empresa entró  en una sala del taller de EMTE y vacío el tablón de anuncios donde estaban  colgadas diferentes hojas informativas, circulares sindicales y los últimos números del periódico obrero El Militante.

 La lucha sigue

 Pero a pesar de las dificultades y de las enormes presiones no está todo dicho. Los compañeros del comité van a seguir luchando por los derechos de los trabadores, se va a iniciar una intensa campaña de explicación de lo que ha sucedido, una denuncia legal de todas las irregularidades que se han cometido para defender a los compañeros de la más que previsible persecución sindical y una campaña estatal e internacional de información a todos los trabajadores y a todos los compañeros del sindicato, porque bajo ningún concepto CC.OO, una organización formado por el esfuerzo común y diario de miles de trabajadores en el tajo y el de nuestros padres que construyeron el sindicato bajo las condiciones más duras de lucha contra el franquismo es responsable de lo ocurrido. La responsabilidad corresponde únicamente a unos  dirigentes  que han favorecido con su actuación los intereses de la patronal en detrimento de los intereses de los trabajadores.

Se avecinan tiempos difíciles. Los ricos quieren hacernos cargar el peso de la crisis (que ellos mismos han provocado)  a nuestras espaldas  con despidos, incumplimientos de convenio, pago incorrecto de las nóminas,  aumento de los ritmos de trabajo, subida de precios…. Hay que prepararse para la lucha y para empezar hay que organizarse y participar en las organizaciones sindicales de clase para que sean las herramientas de lucha para lo que fueron creadas. Todos los trabajadores y comités de empresa, deben responder unitariamente desde ya a los ataques empresariales y no permitir de ninguna manera que los sindicatos sirvan a intereses ajenos a los de los trabajadores.

    

¡Por un sindicalismo y un comité  de empresa al servicio de los trabajadores, no de la patronal!

¡Nativa o extranjera la misma clase obrera!

¡Por unas CC.OO. democráticas y combativas! ¡Afíliate y lucha con nosotros!

¡Uno a uno nos pueden, unidos no!

¡Por una sección sindical intercontratas de CC.OO. del mantenimiento y montaje!

COMPAÑERO, ENVÍA LA SIGUIENTE  RESOLUCIÓN DE APOYO AL COMITÉ DE EMTE SERVICE: 

RESOLUCIÓN

 

A envíar a: Federación del Metal de CCOO de Tarragona: metalltarragona@ccoo.cat
Unión Comarcal de CCOO de Tarragona: FAX 977.2318.09

Comité de apoyo a la lucha de EMTE: trabajadores.contratas@hotmail.com

 

A la Federación Minero Metalúrgica de CCOO Tarragona:

El pasado 6 de junio la empresa Emte-Service  despidió a un trabajador rumano que tiene un niño con cáncer, al que echaron a la calle después de haber pedido permisos para acompañar a su hijo al hospital. Frente a este escandaloso despido el comité respondió convocando una asamblea de trabajadores donde se acordó mayoritariamente ir a huelga. Ante esta convocatoria  la empresa actúo con todo tipo de maniobras y presiones. El propio Delegado de la empresa trató de atropellar con su coche a los participantes en  el piquete informativo, provocando contusiones a dos personas.

Tras las dos jornadas de huelga la empresa trata de represaliar a los Delegados Sindicales de CCOO que han estado al frente de la lucha. Para ello realizó una reunión en las oficinas de EMTE el pasado 23 de junio donde convocaron una asamblea y empezaron a recoger firmas para revocar el comité. La asamblea convocada se celebró con varias irregularidades y presiones (intentos de cambiar el contrato de un  trabajador antes de la misma, ausencia  de compañeros que estaban trabajando, desarrollo y organización de la asamblea al margen del comité, composición irregular de la mesa electoral: participada por un ex miembro del comité que dimitió por discrepancias con la mayoría del mismo y un sobrino del encargado de la empresa que más denostó la huelga…)

Lo más sorprendente de esta maniobra de la empresa fue el respaldo que tuvo desde la dirección del Sindicato Minero Metalúrgico de CCOO de Tarragona. En concreto, su secretario general José A. Hernández no solo estuvo presente en la asamblea manifestando públicamente su apoyo la maniobra de la empresa para revocar al Comité, sino que dirigió en persona esta maniobra, lo que resulta completamente escandaloso.

No es ningún secreto que los delegados de CCOO en el comité han sido muy críticos con algunos aspectos de la línea sindical  de Hernández (como por ejemplo la firma del convenio del metal, por su contenido y duración de seis años o su negativa a crear una sección sindical intercontratas) que nunca fue de su agrado. Pero en todo caso, cuando hay diferencias dentro de una organización obrera como CC.OO. éstas se deberían debatir abierta y democráticamente ante las bases y Hernández, como secretario general de la Federación, debería dar ejemplo en este sentido.

Después de la huelga contra el despido del trabajador, el Comité de Empresa de EMTE jamás recibió ninguna propuesta de Hernández para debatir el balance de la misma. Por el contrario, toda esta maniobra, de la que el Secretario del metal de CCOO de Tarragona ha sido cómplice junto a la empresa, se ha hecho secretamente a espaldas del Comité. Se trata de una auténtica purga por motivos políticos. En la medida que este comité de Empresa no era del agrado de la dirección del sindicato, ésta no ha tenido reparo en revocarlo, utilizando prácticas absolutamente ajenas a los métodos del sindicalismo de clase.

Por todo ello los abajo firmantes rechazamos todas estas maniobras para revocar el Comité de Empresa de Emte, cuyo objetivo es atacar más fácilmente los derechos de los trabajadores. Al mismo tiempo, exigimos a la dirección de Federación Minerometalúrgica de CCOO de Tarragona que rectifique en su decisión de apoyar la revocación de éste comité, y que garantice la democracia interna dentro de CCOO, una de las señas de identidad fundamentales del sindicalismo de clase.

 Nombre y apellidos                        DNI                     Firma                         Posición Sindical

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

NICASIO MALDE -

Para PACO,si eres de CC.OO.Y DELEGADO.Te invito a ponerte en contacto conmigo llamame a este tlf.977552968.salud

PACO -

HOLA A TODOS, soy delegado de CCOO he leido el panfleto sobre emte entregado en la puerta de una quimica, os estan intentando meterla doblada si el censo de la empresa es 53 personas como se dice en el escrito para poder revocar al comite se necesitaban 27 votos a favor y si no recuerdo mal solo votaron a favor 24 por tanto la revocacion no tiene efecto se lo que digo ya que sufrí en mis carnes una revocacion sin efecto como esta por cierto tampoco estoy contento con la dirección del metal de ccoo en tarragona
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres