Blogia
Prou de pèrdua de drets, acomiadaments i desocupació !
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CONTINÚA LA LUCHA CONTRA LA REPRESION SINDICAL EN EMTE SERVICE

CONTINÚA LA LUCHA CONTRA LA REPRESION SINDICAL EN EMTE SERVICE

Concentración 9 de octubre

Tras la persecución sindical desatada en Emte Service contra el comité de empresa (Juanma Carrillo ha sido despedido y los otros dos compañeros hemos sido sancionados y expedientados) por defender los derechos de los trabajadores, después de oponernos al despido de un compañero de trabajo con un niño enfermo de cáncer y luchar por el cumplimiento del convenio; desde El Militante, con el apoyo de varias organizaciones, trabajadores a título personal y delegados de todos los sindicatos de clase, hemos lanzado una campaña de solidaridad con los compañeros.
El objetivo de la campaña es dar a conocer a toda la población de Tarragona lo que está sucediendo y poner freno a la represión sindical. Para ello estamos repartiendo más de 10.000 panfletos y pegando unos 2.000 carteles en fábricas, mercados y barrios obreros. Para financiar los gastos de la lucha estamos organizando colectas en diferentes empresas y asambleas. También hemos hecho una rifa de ayuda en la que sorteamos un lote de libros sobre el movimiento obrero.
La gente está respondiendo a la campaña con mucha simpatía, en las fábricas los compañeros nos dicen "ojalá todos los delegados fueran como vosotros", en la calle nos piden carteles para poner en lugares como peluquerías y panaderías, al tiempo que nos felicitan por la lucha y critican a las direcciones sindicales por su pasividad ante todos los problemas y pérdida de derechos que estamos sufriendo los trabajadores. De hecho en tan sólo tres fábricas hemos recibido de sus trabajadores 150 euros para financiar la lucha.
Toda la campaña tiene como fecha de referencia el jueves 9 de octubre, día en el que los Comités de Empresa de Emte, Maymo y el Sindicat d'Estudiants hemos organizado una concentración contra la represión sindical en EMTE. Para esta concentración contamos ya con el apoyo de diferentes delegados y secciones sindicales como la de UGT de Siemsa, CCOO de Maymo, CGT de EMMSA o Cobas.
El 9 de octubre es también una fecha clave para expresar nuestro rechazo contra la continúa pérdida de derechos que sufrimos los trabajadores, no sólo en EMTE sino por todas las empresas que incumplen el convenio y desprecian nuestros derechos. Para que el peso de la crisis no la paguemos los trabajadores con la subida continua del coste de la vida y con más recortes en nuestras condiciones de trabajo y más paro. El día 9 tiene que ser el principio de una lucha más amplia para defender los derechos de todos.

Elecciones sindicales en Emte, una maniobra calculada milimétricamente


El pasado 25 de setiembre tuvieron lugar unas elecciones para elegir delegados sindicales en EMTE. Aunque no correspondía hacer votaciones, ya que el actual comité ha demandado judicialmente el intento de revocación promovido por la empresa, los compañeros nos hemos presentado de forma cautelar hasta que se celebre el juicio.
Los tres miembros del comité nos hemos presentado por la CGT, puesto que la dirección de CCOO nos ha dejado completamente indefensos y al margen del proceso, ha apoyado a la empresa en su maniobra de revocación y ha facilitado nuestro despido.
Con el objetivo de dejarnos sin representación la empresa ha trasladado a varios compañeros (10, de los que 9 apoyaban abiertamente al comité) para que no pudieran votar. Así el centro de trabajo quedó con menos de 50 trabajadores, por lo que en vez de elegir Comité de Empresa correspondió elegir tres delegados. Toda la maniobra fue minuciosamente preparada por la empresa y la dirección del metal de CCOO. Sin esta artimaña habríamos logrado la mitad de los representantes del personal especialista, pero no fue así y la empresa consiguió su objetivo de dejarnos sin representación y facilitar su propósito de despedirnos.
Para entender lo que está ocurriendo en la empresa no podemos pasar por alto que la plantilla está sometida a una campaña de miedo, con despidos y sanciones a los trabajadores que más han destacado en la lucha, y que la dirección del Metal de CCOO de Tarragona está abiertamente implicada en esta situación. Por eso, la significativa abstención hay que interpretarla por la actitud de un sector de la plantilla que, si bien no se decidió a votarnos, tampoco quiso implicarse en la asquerosa campaña de intoxicación contra Manu, Carrillo y Vidal. También es significativo que el candidato más votado de la lista presentada por CCOO-empresa, obtuvo un 20% menos de apoyo en comparación con los votos a favor de la "revocación" del comité, hace dos meses.
Nosotros estamos convencidos que estamos luchando por algo justo. La empresa y la burocracia sindical son débiles porque carecen de ninguna autoridad política y moral ante los trabajadores. Se basan en las maniobras, en el miedo, en la mentira. Nosotros, los que defendemos un sindicalismo combativo, estamos convencidos de conectar con el sentimiento real de la mayoría de la clase obrera. Por eso, más temprano que tarde llegará el día en que todas la maniobras de la empresa no le servirá de nada, incluso en una empresa tan pequeña como la nuestra, y los trabajadores conseguiremos hacer valer nuestros derechos.
El pasado 25 de setiembre tuvieron lugar unas elecciones para elegir delegados sindicales en EMTE. Aunque no correspondía hacer votaciones, ya que el actual comité ha demandado judicialmente el intento de revocación promovido por la empresa, los compañeros nos hemos presentado de forma cautelar hasta que se celebre el juicio.
Los tres miembros del comité nos hemos presentado por la CGT, puesto que la dirección de CCOO nos ha dejado completamente indefensos y al margen del proceso, ha apoyado a la empresa en su maniobra de revocación y ha facilitado nuestro despido.
Con el objetivo de dejarnos sin representación la empresa ha trasladado a varios compañeros (10, de los que 9 apoyaban abiertamente al comité) para que no pudieran votar. Así el centro de trabajo quedó con menos de 50 trabajadores, por lo que en vez de elegir Comité de Empresa correspondió elegir tres delegados. Toda la maniobra fue minuciosamente preparada por la empresa y la dirección del metal de CCOO. Sin esta artimaña habríamos logrado la mitad de los representantes del personal especialista, pero no fue así y la empresa consiguió su objetivo de dejarnos sin representación y facilitar su propósito de despedirnos.
Para entender lo que está ocurriendo en la empresa no podemos pasar por alto que la plantilla está sometida a una campaña de miedo, con despidos y sanciones a los trabajadores que más han destacado en la lucha, y que la dirección del Metal de CCOO de Tarragona está abiertamente implicada en esta situación. Por eso, la significativa abstención hay que interpretarla por la actitud de un sector de la plantilla que, si bien no se decidió a votarnos, tampoco quiso implicarse en la asquerosa campaña de intoxicación contra Manu, Carrillo y Vidal. También es significativo que el candidato más votado de la lista presentada por CCOO-empresa, obtuvo un 20% menos de apoyo en comparación con los votos a favor de la "revocación" del comité, hace dos meses.
Nosotros estamos convencidos que estamos luchando por algo justo. La empresa y la burocracia sindical son débiles porque carecen de ninguna autoridad política y moral ante los trabajadores. Se basan en las maniobras, en el miedo, en la mentira. Nosotros, los que defendemos un sindicalismo combativo, estamos convencidos de conectar con el sentimiento real de la mayoría de la clase obrera. Por eso, más temprano que tarde llegará el día en que todas la maniobras de la empresa no le servirá de nada, incluso en una empresa tan pequeña como la nuestra, y los trabajadores conseguiremos hacer valer nuestros derechos.
El pasado 25 de setiembre tuvieron lugar unas elecciones para elegir delegados sindicales en EMTE. Aunque no correspondía hacer votaciones, ya que el actual comité ha demandado judicialmente el intento de revocación promovido por la empresa, los compañeros nos hemos presentado de forma cautelar hasta que se celebre el juicio.
Los tres miembros del comité nos hemos presentado por la CGT, puesto que la dirección de CCOO nos ha dejado completamente indefensos y al margen del proceso, ha apoyado a la empresa en su maniobra de revocación y ha facilitado nuestro despido.
Con el objetivo de dejarnos sin representación la empresa ha trasladado a varios compañeros (10, de los que 9 apoyaban abiertamente al comité) para que no pudieran votar. Así el centro de trabajo quedó con menos de 50 trabajadores, por lo que en vez de elegir Comité de Empresa correspondió elegir tres delegados. Toda la maniobra fue minuciosamente preparada por la empresa y la dirección del metal de CCOO. Sin esta artimaña habríamos logrado la mitad de los representantes del personal especialista, pero no fue así y la empresa consiguió su objetivo de dejarnos sin representación y facilitar su propósito de despedirnos.
Para entender lo que está ocurriendo en la empresa no podemos pasar por alto que la plantilla está sometida a una campaña de miedo, con despidos y sanciones a los trabajadores que más han destacado en la lucha, y que la dirección del Metal de CCOO de Tarragona está abiertamente implicada en esta situación. Por eso, la significativa abstención hay que interpretarla por la actitud de un sector de la plantilla que, si bien no se decidió a votarnos, tampoco quiso implicarse en la asquerosa campaña de intoxicación contra Manu, Carrillo y Vidal. También es significativo que el candidato más votado de la lista presentada por CCOO-empresa, obtuvo un 20% menos de apoyo en comparación con los votos a favor de la "revocación" del comité, hace dos meses.
Nosotros estamos convencidos que estamos luchando por algo justo. La empresa y la burocracia sindical son débiles porque carecen de ninguna autoridad política y moral ante los trabajadores. Se basan en las maniobras, en el miedo, en la mentira. Nosotros, los que defendemos un sindicalismo combativo, estamos convencidos de conectar con el sentimiento real de la mayoría de la clase obrera. Por eso, más temprano que tarde llegará el día en que todas la maniobras de la empresa no le servirá de nada, incluso en una empresa tan pequeña como la nuestra, y los trabajadores conseguiremos hacer valer nuestros derechos.

Última hora  La empresa efectúa las sanciones 

Cuando estaba a punto de cerrarse la edición del periódico nos llega la noticia de que la empresa ha decidido sancionar con 21 días de empleo y sueldo a Manu Vidal por el segundo expediente, abierto en pleno mes de agosto. Además, ha decidido hacer efectiva la primera sanción, también de 21 días de empleo y sueldo, a partir del próximo día 6 de octubre. Así, a partir de este día, Manu cumplirá una sanción de 42 días de empleo y sueldo. La empresa también ha resuelto el expediente contra Ismael Pérez (el que se abrió en agosto, simultáneamente al segundo de Manu), con 21 días de empleo y sueldo. Por supuesto los compañeros volverán a recurrir estas sanciones, una prueba más de la sañuda compaña de persecución sindical de la empresa, aunque de momento no se ha atrevido a más despidos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres